Narrativas y videos

La manzana de la tentación

Articulo de actualidad

¿Que prioriza las parejas cuando son amantes?

¿Que atrae una persona tener una relación prohibida?


En algún momento de mi vida dejé atrás mis dudas y decidí ser feliz con él, expresaba Marta recientemente separada de una relación anterior de más de 20 años de matrimonio; lo nuestro se había transformado en una relación mediocre, sólo sobrevivía por los hijos, pero ninguno de los dos era feliz, él me engañó siempre hasta que me harté y le puse los cuernos*. 
Necesitaba sentirme deseada nuevamente, tener buenas relaciones sexuales, apasionarme. 
Sé que lo correcto hubiera sido separarme antes, pero como a muchos le sucede nos seguía manteniendo unidos la buena relación con la familia, el compañerismo y los bienes económicos en común. 
Quizás sea una actitud cómoda, pero es mi presente. 
Alguien despertó en mí, esa mujer apasionada que me habita y lo amo.
Norberto conoció a la joven Ana Clara en una clase de yoga y desde que la vio por primera vez quedó flechado; era una mujer de una estatura mediana, gordita, simpática, que le encanta usar ropa ajustada y tiene una sonrisa preciosa; casada con Ricardo, un comerciante más interesado en sus intereses económicos que en los afectos; ella en cambio siempre priorizo sus sentimientos, pero se sentía angustiada porque percibía qué a Ricardo, ella no le interesaba demasiado. 
En cambio Norberto era gentil, solidario y como amante un huracán de amor, ambos Se sentían atraídos y vivían sin culpas este nuevo amor que los unía. 
En ambos casos se priorizaron los deseos reprimidos, el interés sincero por el otro, la atracción sexual y la adrenalina que generaba cada encuentro con el otro. 

El ser humano tendrá siempre una lucha interior entre su deber, los mandatos sociales su fe y sus deseos. 

En este espacio de la página publicaremos los mejores videos musicales, poeticos, de eventos y humor; gracias por enviarnos tu mensaje

La noche estaba hermosa para pasear tomados de la mano; el aire olía a jazmines y la luna dejaba sobre la playa su destello de plata; Juan y Marcela se habian conocido hace pocos días en un boliche bailable de la zona; esa noche por primera vez caminaban sin la compañía de sus amigos; la brisa suave traía el oleaje hasta sus pies mientras el la besaba apasionadamente; la noche y la luna fueron testigos de aquella pasión, que tiempo más tarde se convirtió en una nueva desilusión para el joven poeta, cuando ella se marcho para siempre de su vida, sin decirle tan solo adiós... 

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.